La cara cruel del ‘bush’ australiano

Las historias que cuenta la australiana Barbara Baynton en Estudios de Lo salvaje no dejan indiferente. Es la Australia de los colonos la que retrata, pero desde el lado menos amable y con una crudeza y horror que en algún cuento corta la respiración. Sus protagonistas suelen ser mujeres castigadas por la vida o enfrentadas a la dureza de unas tierras áridas que han llevado a los hombres que la pueblan a los límites de la animalidad. Incluso los perros, estratégicamente presentes en algunas tramas, son más humanos y cómplices con las mujeres que los personajes masculinos.

Cada cuento es una mirada sobre un tipo de situación que se produce en el bush, justo las tierras limítrofes con el outback o interior ardiente de Australia donde solo el desierto y la muerte esperan a quien se adentre. Y a partir de cada trama, la autora despliega toda una serie de recursos narrativos para convertir el cuento en un fresco de la vida de la época.

Baynton, según destaca un indispensable posfacio de la también traductora de la obra Pilar Adón, se las vio y se las deseó para lograr que se publicaran los cuentos. No debía gustar mucho un retrato tan cruel de la vida en la Australia interior, pero tras su publicación la novela ganó en reconocimiento y se ha convertido en todo un clásico que felizmente Impedimenta ha recuperado para el lector en castellano.

Anuncios
Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La primera novelista en Australia

‘El tutor’, un drama de estilo victoriano

Anna Maria Bunn, originaria de Irlanda, se convirtió en la primera novelista en publicar en Australia en 1838 y su obra, El tutor, pasó durante mucho tiempo por anónima. Rescatada ahora para el público en lengua española por la editorial Tres hermanas en su colección Tierras de la Nube Blanca, su excepcional contexto histórico le da mayor valor.

La novela cuenta con un prólogo de la profesora de la Universidad de Sidney Elizabeth Webby, que ayuda a entender el testimonio que arroja esta pieza sobre las circunstancias en que emergió la vida literaria en Australia, con un pasado colonial muy reciente y muy marcado en las costumbres y las relaciones que se establecían en el continente. La pasión exacerbada con tintes trágicos se combina con giros de la fortuna y momentos de enredo para dar agilidad al texto, que es la primera novela escrita por una mujer en Australia.

El tutor es un drama de estilo victoriano, con una relación amorosa frustrada por una equivocación como eje de la narración. El estilo de la autora, traducida por Raquel Vicedo, combina el género epistolar con la narración y está trufado de diálogos, de numerosos personajes, que ayudan a dibujar un fresco de la vida burguesa de la época, los cotilleos y la moral de sus personajes. En este sentido, el protagonismo de Jessie Errol, perdidamente enamorada de su tutor, Charles Vereker, tiene en el carácter más maduro y con preocupaciones intelectuales de su amiga íntima Clara un verdadero contrapunto.

Publicada de forma anónima, sería el hijo de Anna Maria Bunn el que revelaría el nombre de  la autora de la obra en un escrito que no se descubrió hasta 1968. The guardian, a tale en su título original está Ambientada en Limerick, en Irlanda, y en otras localizaciones británicas, y la imagen que traslada de Australia es la de un continente poblado por gente por civilizar, que es la manera como los nuevos visitantes lo veían al llegar.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Supervivientes en las heladas islas Auckland

La novela de François Edouard Raynal, un ciudadano francés que fue a mediados de siglo XIX a Australia a buscar fortuna en las minas de oro, tiene el sabor de las mejores historias de aventuras, con un ritmo rápido y el gancho de estar basada en una historia real, el naufragio que sufrió en enero de 1864 junto con una corta tripulación que sumaban cinco hombres y el abandono, durante 20 meses, en una de las inhóspitas islas Aukland. De clima subantártico, abundante tundra y el alimento mínimo que ofrecen los leones marinos cuando deciden varar en la playa, la imaginación y la fuerza de voluntad fueron sus aliados para superar el trance con éxito. Los náufragos de las Auckland recoge a modo de diario las distintas etapas que atravesó su aislamiento, las distintas estrategias que puso en marcha para sobrevivir, y sobre todo, para mantener la unidad del equipo: llegó a idear una forma de destilar cerveza pero lo ocultó a sus compañeros temeroso de los efectos que el alcohol podría causar a las relaciones entre ellos. También ideó una especie de protocolo de organización, dando inteligentemente el mando a un llamado cabeza de familia que sería el capitán de la goleta, pero previendo el supuesto de que tuvieran que retirarle la confianza si no cumplía con su gestión.

Alabada por Simon Leys, un apasionado del mar y de sus naufragios como demostró con su espléndido Los  náufragos del Batavia, la obra de Raynal inspiró en su momento a Julio Verne para su célebre novela La isla misteriosa.

 

Ahora traducida del francés por Pere Gil para la editorial Jus, la publicación recoge fotografías de la isla y sus animales de principios del siglo XX, así como retratos del grupo de supervivientes y un prólogo excelente de Alfredo Pastor.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Huida por la árida Australia

 

La intensidad del paisaje australiano se vuelve una vez más materia narrativa en un viaje que huele a sol y obliga a entrecerrar los ojos. En Por mal camino. Una aventura de Australia, de Es Pop Ediciones, la huida de un delincuente herido y un médico drogadicto que coinciden en un motel de carretera te sumerge en una historia hipnótica en la árida Australia rural. Chris Womersley se estrenó con esta novela detallista hasta la extenuación que bebe de la tradición de Cormac McCarthy.

Traducida por Óscar Palmer Yáñez, Womersley presenta una historia de perdedores al límite de las fuerzas, enfrentados a fantasmas del pasado y de lo que alguna vez fueron o pudieron ser, que le mereció el reconocimiento del  Ned Kelly Award a la primera novela en 2007.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

El pulpo como acercamiento a la conciencia

La fascinación por el submarinismo llevó al filósofo y profesor de Ciencias australiano Peter Godfrey-Smith a llevar a un libro sus reflexiones en torno a la conciencia más antigua, y la evolución del pulpo desde el origen de su especie, en la época de los dinosaurios, hasta ahora. En un momento de la evolución compartimos un “pariente” con los cefalópodos, recuerda el escritor en la obra a caballo entre la explicación científica y la narración de sus descubrimientos basados en la observación de zonas marinas pobladas por pulpos y jibias en las aguas de la bahía de Sydney o en Octópolis, a 15 metros bajo la superficie en la costa oriental australiana. El comportamiento de estos animales atrapa al autor desde la primera línea del libro y así lo traslada a los lectores, que van conociendo poco a poco sus particularidades a partir de la narración apasionada de Godfrey-Smith.

A ratos, Otras mentes, publicado por Taurus con traducción de Joandomènec Ros en español, recuerda a las obras de Philip Hoare en torno a las ballenas y al mar, pero donde Hoare alimenta su historia con referencias literarias e históricas, Godfrey-Smith profundiza en el origen de la vida en el planeta, en el funcionamiento primigenio de las neuronas y despliega toda la teoría darwiniana de la evolución para dar respuesta al misterio de los pulpos, de sus colores cambiantes y su estructura sin un solo elemento sólido. La existencia misma de una conciencia de los cefálopodos es puesta a prueba a partir del relato de distintos experimentos realizados con estos animales para comprender sus mecanismos de funcionamiento ante su entorno. Todo un libro revelación que recupera el mejor espíritu de la investigación, el pedagógico.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Naufragios e islas míticas de Simon Leys

Nacido en Bélgica pero afincado en Australia en los últimos 40 años de su vida, Simon Leys compatibilizó sus clases en la Universidad sobre China con numerosos artículos, ensayos y libros que diseccionan a grandes personajes de la literatura. Buena parte de su obra ha sido publicada por Acantilado, como el Breviario de Saberes inútiles. Ensayos sobre sabiduría en China y literatura occidental, en traducción de José Manuel Álvarez-Flórez y José Ramón Monreal, y La felicidad de los pececillos. Cartas desde las Antípodas, o Los náufragos del Batavia. Anatomía de una masacre, ambos traducidos también por Monreal.

En sus reflexiones y apuntes destaca su atracción por el mar, no en vano fue enrolado en la asociación de escritores del mar en 2005: aspiraba a crear una antología universal del mar en la literatura, proyecto que enseguida abandonó como un esfuerzo inútil ante la numerosa obra ya escrita al respecto, como reconoce su biógrafo Philippe Paquet en la obra Simon Leys: Navigator between worlds. Esa humildad y gran respeto ante la obra escrita fue la que impregna el prólogo que escribió a su libro Los náufragos del Batavia. Emocionado con la idea de recrear lo sucedido alrededor del hundimiento del barco en 1629 a poca distancia de la costa occidental de Australia, en el archipiélago de las Abrolhos, y el posterior infierno en que se vieron envueltos los supervivientes, con un motín y enormes privaciones, dejó la idea de un libro extenso al conocer la obra de Mike Dash El cementerio de Batavia. El trabajo final de Simon Leys, muy medido y con una narración precisa pero con múltiples reflexiones, es una delicia.

Leys también recoge entre los ensayos recopilados en La felicidad de los pececillos el relato de un viaje que hizo a las islas Norfolk, uno de los pocos territorios externos de Australia, para asistir a un congreso de escritores. Lo exótico del elenco de invitados se entremezcla con la historia de la isla del Pacífico, poblada por apenas 1800 personas en 35 kilómetros cuadrados pero que tiene origen en una mazmorra penitenciaria a principios del siglo XIX para presos reincidentes. La isla no sería poblada por habitantes “libres” hasta 1956, recuerda, todos ellos descendientes de los amotinados del Bounty que se habían establecido hasta entonces en una isla aún más pequeña en la zona.

Simon Leys también alude en otro ensayo a las islas Auckland, en Nueva Zelanda, con motivo de un homenaje al relato Los náufragos de la Auckland,  título de la novela de Raynal de 1870 sobre su experiencia tras el hundimiento de su barco en la isla y sus técnicas de supervivencia junto a  otros cinco tripulantes. Uno de ellos, el capitán, llevó a cabo un diario de lo sucedido, que tuvo que continuar con sangre de foca cuando se le acabó la tinta. La historia es sospechosamente parecida a La Isla misteriosa, que publicó Julio Verne años después, pero el retrato que hace Leys de la las tácticas que tuvieron que poner en marcha los náufragos para superar el aislamiento durante meses es toda una aventura en sí mismo.

Minientrada | Publicado el por | 1 Comentario

Cuentos australianos y Carys Davies

 

Un buen vistazo a las revistas literarias lleva a conocer un poco mejor el pulso cultural de un país. Y la trayectoria de la revista australiana The Canary Press, asentada en Melbourne, da buena fe de ello. Nacida en 2013 hizo desde el principio de los relatos cortos su seña de identidad, y la combinación de cuentos de escritores noveles y autores consagrados, con esmero por difundir la obra australiana mezclada con historias llegadas de Estados Unidos, Suecia o Gran Bretaña dieron lugar a diez magníficos ejemplares que aún se pueden adquirir online.

 

‘Oeste’,  de Carys Davies

La autora galesa Carys Davies mantiene estrechos lazos con Australia, donde tiene editorial que ha publicado sus primeras recopilaciones de historias. Su cuento ‘The quiet’, sobrecogedora historia ambientada en un pueblo rural con una mujer asustada y sola que teme la inminente llegada de un vecino, fue publicado en The Canary Press y luego incluido en The redemption of Galen Pike, que le mereció en 2015 el premio internacional Frank O’Connor, y luego Some new Ambush, también reconocida por la crítica.

Su primera novela ha sido ya traducida al castellano y catalán. Oeste en Destino (traducción de Lorenzo Luengo), Oest en Edicions 62 (traducción de Anna Llisterri Boix), es una ingeniosa y bella historia sobre la extinción y la lucha por mantener la ilusión. El protagonista, un granjero de la Pensilvania de principios del siglo XIX, decide abandonar a su hija de diez años para acometer una búsqueda que le tiene fascinado, la de animales que se dan por extinguidos. La aparición de unos huesos milenarios en un paraje poco explorado y muy lejano le impulsa a iniciar la búsqueda, que deberá seguir en un momento dado con la ayuda de un joven indio que sobrevive al desplazamiento de su tribu por la colonización. Realismo e imaginación se dan la mano en esta búsqueda condenada al fracaso, con dos hilos narrativos paralelos, el del padre y la hija que crece en la granja esperando su prometido regreso, con un suspense que arrastra la lectura hasta el desenlace.

 

Otros autores traducidos

Junto a Annie Proulx, PG Wodehouse y Dave Eggers tuvieron espacio la norteamericana Miranda July, que tiene publicado en español Te elige, 13 retratos de personas que pusieron a la venta productos en anuncios clasificados, o el libro de relatos Nadie es más de aquí que tú; o la sueca Karin Tidbeck, con la novela de ciencia ficción Amatka y la recopilación de cuentos Jagannath publicados también en español.

El autor australiano Margo Lanagan también tiene obra publicada en catalán, en la recopilación de cuentos Clic. Deu veus una història, en Cruïlla.

Ken Kalfus, americano, tiene publicadas El parpadeo eterno y Un trastorno propio de este paìs, ambas en Tusquets. Su compatriota Tim O’Brien vio publicado recientemente su Persiguiendo a Cacciato y antes, la recopilación Las cosas que llevaban los hombres que lucharon, en Anagrama.

El israelí Etgar Keret tiene numerosa obra traducida, toda en Siruela, con De repente llaman a la puerta y La chica sobre la nevera como sus obras mejor acogidas.

La prestigiosa  autora australiana Elizabeth Jolley cuenta a su vez con tres libros publicados en español: El legado de miss Peabody, Madre dulce y Foxybaby.

Autores reconocidos australianos como Julie Koh, A.S. Patric, Anson Cameron o Eric Yoshiaki Dando aún no han llegado al español.

 

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario