Una búsqueda en la naturaleza para el nuevo caso de Aaron Falk

Después de Tierras de Sequía, la exitosa primera novela de Jane Harper que sirvió de presentación para el agente federal Aaron Falk, Naturaleza Salvaje (Force of Nature)  lleva al protagonista a una trama ingeniosa a partir de la búsqueda de una mujer desaparecida en un paraje salvaje donde compartía unos días de experiencias con compañeros de trabajo. La historia se despliega en dos tiempos, el de los hechos tal y como ocurrieron desde que el grupo donde viajaba Alice se interna en la masa forestal de Giralong Ranges, un escenario ficticio pero que representa la naturaleza más salvaje del sur australiano, y el de la investigación que inicia Falk y Carmen, su compañera, para aclarar lo sucedido a partir de los testimonios de quienes la acompañaban y la conocían.

La historia juega con la peligrosidad del entorno pero también con la explosividad de los caracteres de las mujeres protagonistas del viaje, sus rencillas y sus relaciones de poder, y la inquietante estela de la  antigua presencia de un asesino en serie que cometió parte de sus delitos en el lugar.

El personaje de Falk gana en profundidad, tras los primeros rasgos que Jane Harper ya dibujó en él en la primera novela: con una difícil relación con su padre, que lo obligó a mudarse de su hogar tras un suceso que les salpicó de forma injusta en el pasado. Los intensos vínculos entre padres e hijos palpitan con fuerza a lo largo de toda la novela.

La editorial Salamandra lo acaba de publicar en español, como ya hizo con su primera novela.

Anuncios
Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Las luminarias que hacen girar la Nueva Zelanda de la fiebre del oro

Con el espíritu de las buenas novelas victorianas, Las luminarias conjuga misterio, aventuras, amor y sentido del humor para dar vida a una trama ingeniosa en la tierra maorí en plena fiebre del oro, en el siglo XIX. La autora. Eleanor Catton, se alzó con el Man Booker Prize por esta historia cargada de personajes turbios, con un pasado que se abre a medida que avanza la narración y que los une a todos en un concatenación de acontecimientos que dibujan una constelación invisible donde los misterios que rodean a las luminarias, la prostituta Anna Wetherel y el afortunado buscador de oro Emery Staines, hacen girar el universo del relato.

La original ordenación del texto tiene como eje principal de la narración a un joven escocés también de oscuro pasado que desembarca en la isla sur de Nueva Zelanda para reinventarse en las minas del país y que tras una terrible experiencia en el barco acaba poniendo sus pies en un salón de hotel donde 12 hombres se han concertado para intentar esclarecer una serie de sucesos extraños que se han desencadenado en una misma noche sin relación aparente.

Las luminarias es una novela que atrapa por su ingenio y sus giros sorprendentes, en un escenario aún en construcción, como era la Nueva Zelanda de 1866. La editorial Siruela, en su colección Nuevos Tiempos, la ha publicado en traducción de Celia Montolío.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

El Wellington impresionista de Katherine Mansfield

Aunque Katherine Mansfield pasó la mayor parte de su vida en Londres, nació y se crió en Nueva Zelanda, lo que dejó un rastro imborrable en su obra. Entre sus cuentos, En la bahía, de 1921, es uno de los más celebrados y justamente está ambientado en el entorno de Wellington, su ciudad natal, rodeada de bahías que se abren al mar con esa especial vegetación y paisaje que dan un sello de identidad a la zona.

El cuento recoge todo un día en la bahía, desde que los primeros rayos de sol dan pie al espectáculo del amanecer, hasta la noche oscura que confunde a uno de los pesonajes, pero acaba en calma: la idea de Mansfield era concentrar en pequeños acontecimientos y anécdotas de unas familias y los habituales de la zona las enseñanzas que engloban toda una vida humana.

El texto está dividido en pequeños capítulos, como brochazos de la historia que le dan el aire de lienzos impresionistas. El choque del mundo rural, casi onírico, con el estrés de la ciudad está personificado en el padre de familia algo cenizo que no acaba de encajar en el estado de ánimo de los demás, más integrados en el paisaje. Pero también retrata otros grandes momentos, como la infancia, las inquietudes de la pubertad o la muerte.

En la bahía ha sido traducido por Francesc Parcerisas para la editorial Alba brevis

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Estudio de la identidad a partir de la desaparición de una niña

La historia de la desaparición de una niña en Kentucky parece contada del revés: ya una mujer hecha y derecha, una australiana empieza a dudar de su identidad real que la relaciona con un misterio por resolver en las antípodas de su propia vida, en Estados Unidos. La niña de ninguna parte es en este sentido una novela negra en la que el autor, Christian White, viaja en el tiempo una y otra vez para relacionar el presente de la búsqueda personal de la identidad de la protagonista y el pasado de lo que sucedió de verdad. White, escritor afincado en Melbourne, ganó con esta primera novela los Victorian Premier Literary Awards en 2017, y la obra ha sido publicada en español por Alianza de Novelas, en traducción de Laura Vidal.

Los giros continuos en las dos tramas que se cruzan dan agilidad a la historia, que también profundiza en las descripciones de una comunidad cerrada, muy marcada por la influencia de una religión fundamentalista, que tiene ecos en el presente. La desaparición de Sammy Went, una niña de dos años, es a la vez un misterio que transita por los caminos conocidos de la investigación policial, con sus sospechosos y sus pistas, y una reflexión sobre la construcción de la identidad y el peso de los lazos familiares.

White está volcado en su trabajo de guionista de cine y televisión y trabaja en su segunda novela, The wife and the widow, que publicará en septiembre.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

La cara cruel del ‘bush’ australiano

Las historias que cuenta la australiana Barbara Baynton en Estudios de Lo salvaje no dejan indiferente. Es la Australia de los colonos la que retrata, pero desde el lado menos amable y con una crudeza y horror que en algún cuento corta la respiración. Sus protagonistas suelen ser mujeres castigadas por la vida o enfrentadas a la dureza de unas tierras áridas que han llevado a los hombres que la pueblan a los límites de la animalidad. Incluso los perros, estratégicamente presentes en algunas tramas, son más humanos y cómplices con las mujeres que los personajes masculinos.

Cada cuento es una mirada sobre un tipo de situación que se produce en el bush, justo las tierras limítrofes con el outback o interior ardiente de Australia donde solo el desierto y la muerte esperan a quien se adentre. Y a partir de cada trama, la autora despliega toda una serie de recursos narrativos para convertir el cuento en un fresco de la vida de la época.

Baynton, según destaca un indispensable posfacio de la también traductora de la obra Pilar Adón, se las vio y se las deseó para lograr que se publicaran los cuentos. No debía gustar mucho un retrato tan cruel de la vida en la Australia interior, pero tras su publicación la novela ganó en reconocimiento y se ha convertido en todo un clásico que felizmente Impedimenta ha recuperado para el lector en castellano.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La primera novelista en Australia

‘El tutor’, un drama de estilo victoriano

Anna Maria Bunn, originaria de Irlanda, se convirtió en la primera novelista en publicar en Australia en 1838 y su obra, El tutor, pasó durante mucho tiempo por anónima. Rescatada ahora para el público en lengua española por la editorial Tres hermanas en su colección Tierras de la Nube Blanca, su excepcional contexto histórico le da mayor valor.

La novela cuenta con un prólogo de la profesora de la Universidad de Sidney Elizabeth Webby, que ayuda a entender el testimonio que arroja esta pieza sobre las circunstancias en que emergió la vida literaria en Australia, con un pasado colonial muy reciente y muy marcado en las costumbres y las relaciones que se establecían en el continente. La pasión exacerbada con tintes trágicos se combina con giros de la fortuna y momentos de enredo para dar agilidad al texto, que es la primera novela escrita por una mujer en Australia.

El tutor es un drama de estilo victoriano, con una relación amorosa frustrada por una equivocación como eje de la narración. El estilo de la autora, traducida por Raquel Vicedo, combina el género epistolar con la narración y está trufado de diálogos, de numerosos personajes, que ayudan a dibujar un fresco de la vida burguesa de la época, los cotilleos y la moral de sus personajes. En este sentido, el protagonismo de Jessie Errol, perdidamente enamorada de su tutor, Charles Vereker, tiene en el carácter más maduro y con preocupaciones intelectuales de su amiga íntima Clara un verdadero contrapunto.

Publicada de forma anónima, sería el hijo de Anna Maria Bunn el que revelaría el nombre de  la autora de la obra en un escrito que no se descubrió hasta 1968. The guardian, a tale en su título original está Ambientada en Limerick, en Irlanda, y en otras localizaciones británicas, y la imagen que traslada de Australia es la de un continente poblado por gente por civilizar, que es la manera como los nuevos visitantes lo veían al llegar.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Supervivientes en las heladas islas Auckland

La novela de François Edouard Raynal, un ciudadano francés que fue a mediados de siglo XIX a Australia a buscar fortuna en las minas de oro, tiene el sabor de las mejores historias de aventuras, con un ritmo rápido y el gancho de estar basada en una historia real, el naufragio que sufrió en enero de 1864 junto con una corta tripulación que sumaban cinco hombres y el abandono, durante 20 meses, en una de las inhóspitas islas Aukland. De clima subantártico, abundante tundra y el alimento mínimo que ofrecen los leones marinos cuando deciden varar en la playa, la imaginación y la fuerza de voluntad fueron sus aliados para superar el trance con éxito. Los náufragos de las Auckland recoge a modo de diario las distintas etapas que atravesó su aislamiento, las distintas estrategias que puso en marcha para sobrevivir, y sobre todo, para mantener la unidad del equipo: llegó a idear una forma de destilar cerveza pero lo ocultó a sus compañeros temeroso de los efectos que el alcohol podría causar a las relaciones entre ellos. También ideó una especie de protocolo de organización, dando inteligentemente el mando a un llamado cabeza de familia que sería el capitán de la goleta, pero previendo el supuesto de que tuvieran que retirarle la confianza si no cumplía con su gestión.

Alabada por Simon Leys, un apasionado del mar y de sus naufragios como demostró con su espléndido Los  náufragos del Batavia, la obra de Raynal inspiró en su momento a Julio Verne para su célebre novela La isla misteriosa.

 

Ahora traducida del francés por Pere Gil para la editorial Jus, la publicación recoge fotografías de la isla y sus animales de principios del siglo XX, así como retratos del grupo de supervivientes y un prólogo excelente de Alfredo Pastor.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario